13/10/17

La risa sustituye al gimnasio [13-10-17]


La risa sustituye al gimnasio

Reír a carcajadas durante cinco minutos puede sustituir a 45 minutos de ejercicio, según la presidenta de la FID, asociación que celebra estos días un Taller de Risoterapia en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Los expertos consideran que para estar sano en necesario reír un mínimo de treinta veces al día. Y es que las carcajadas ayudan a estar en forma: cinco minutos de risa puede equivaler a cinco de ejercicio, y tres minutos de intensas carcajadas podrían sustituir a diez remando. Son datos que ha ofrecido María Isabel Heraso, presidenta de la Fundación Internacional del Dolor (FID) que estos días organiza un taller de Risoterapia en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

“La risa es un verdadero desintoxicante, capaz de curar o atenuar los males, produce el movimiento de 400 músculos, elimina el estrés y no tiene peligro de sobredosis”. Estas son las bondades que entraña –según Heraso- una costumbre que se pierde con la edad. Los expertos apuntan a que desde el nacimiento hasta los seis años de vida, el ser humano ríe unas 300 veces al día. Al llegar a adultos, los más alegres alcanzarán las 100, los menos, no llegarán a las quince.

“Las personas que ríen menos son más propensas a padecer enfermedades que las que tienen facilidad de risa”, señaló la presidenta de la FID. Una idea que refuerzan numerosos estudios, que concluyen en que la risa refuerza el sistema inmunológico, reduce la hipertensión, evita el estreñimiento, mejora la capacidad respiratoria, fortalece el corazón, previene la depresión, las lágrimas de las carcajadas limpian los ojos, tiene efecto analgésico, elimina el insomnio, favorece la eliminación de bilis, facilita la digestión, mejora la circulación y ayuda a deshacerse de las toxinas.

Hoy miércoles, el taller de risoterapia abordará las bases científicas del poder curativo de la risa. El 25 tendrá lugar una sesión práctica de risoterapia para comprobar en persona el bienestar que producen las carcajadas frente a sus dolores.

11/10/17

Cuando la mente se distrae, el ojo pestaña más [11-10-17]

 
Cuando la mente se distrae, el ojo pestaña más

Una investigación sugiere que el cuerpo refleja lo que sucede en el cerebro

Pestañar más podría ser una señal de que la mente de alguien está distraída, sugiere un estudio reciente.

Investigadores canadienses pidieron a quince voluntarios que leyeran un pasaje de un libro en una computadora. A medida que leían el pasaje, un sensor daba seguimiento a sus movimientos oculares. A intervalos aleatorios, los participantes reportaron si habían estado prestando atención a lo que leían, o si sus mentes habían estado distraídas.

Cuando las mentes de los voluntarios se distraían, pestañaban más que cuando estaban concentrados en su tarea de lectura. El parpadeo funciona como una barrera física contra el mundo externo.

“Lo que sugerimos es que cuando se comienza a distraer la mente, se comienza a excluir la información en los puntos sensoriales finales. Básicamente, se cierra el párpado para que haya menos información que llega al cerebro”, explicó en un comunicado de prensa el autor del estudio Daniel Smilek, neurocientífico cognitivo de la Universidad de Waterloo, en Ontario.

Añadió que los hallazgos, que aparecen en una edición reciente de la revista Psychological Science, son parte de un cambio en la manera en que los científicos piensan sobre la relación entre mente y cuerpo.

Los psicólogos se están dando cuenta de que “no se puede pensar sobre estos procesos mentales, como la atención, de forma separada del hecho de que el cerebro del individuo está dentro de un cuerpo, y el cuerpo interactúa con el mundo”, señaló Smilek.

7/9/17

El estetoscopio lleno de gérmenes de los médicos podría propagar unas desagradables bacterias [7-9-17]

 
El estetoscopio lleno de gérmenes de los médicos podría propagar unas desagradables bacterias

Limpiarlo después de cada uso debe formar parte de una buena atención del paciente, aconseja un estudio

Los estetoscopios ayudan a diagnosticar y a sanar, pero esa esencial herramienta de los médicos también plantea un potencial significativo de propagar gérmenes de un paciente a otro, informa un estudio reciente.

El diafragma del estetoscopio, la pieza redonda que se coloca en el cuerpo del paciente, puede llenarse de bacterias resistentes a los antibióticos, como el potencialmente letal SARM, hallaron los investigadores.

Descubrieron que un diafragma recoge más bacterias durante el examen de un paciente que cualquier parte de las manos del médico, excepto las puntas de los dedos.

El tubo del estetoscopio también puede llenarse de bacterias, y el nivel de contaminación tanto en el diafragma como en el tubo aumenta junto con la cantidad de bacterias en las puntas de los dedos del médico, señaló el estudio.

“Los gérmenes se adquieren a través del contacto de la piel del paciente con el estetoscopio, de la misma forma en que las manos por lo general se colonizan con los gérmenes del paciente”, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Didier Pittet, director del Programa de Control de las Infecciones de los Hospitales de la Universidad de Ginebra, en Suiza.

“La implicación importante es que el estetoscopio, ya sea usado por un médico, un enfermero, un asistente de enfermería o cualquier otro miembro del personal, debe ser limpiado tras cada uso”, enfatizó Pittet, quien también dirige el Centro de Colaboración para la Seguridad del Paciente de la Organización Mundial de la Salud de los hospitales.

El potencial de que los profesionales médicos propaguen sin darse cuenta las enfermedades con sus herramientas o ropa se está convirtiendo en un área de enfoque debido a las preocupaciones de los “súper gérmenes” resistentes a los antibióticos.

Los epidemiólogos (expertos que estudian los patrones y las causas de las enfermedades) plantearon en enero la posibilidad de que quizá los médicos deban prescindir de su vestimenta tradicional de bata blanca y corbata, dado que esa ropa puede contaminarse y no se lava con facilidad entre un paciente y otro.

El nuevo estudio compara el nivel de contaminación de las manos de los médicos y de los estetoscopios.

En el estudio, los médicos examinaron a 71 pacientes usando guantes estériles y un estetoscopio estéril.

Cuando los médicos terminaron el examen, los investigadores midieron las bacterias en el tubo y en el diafragma del estetoscopio. También evaluaron las bacterias en las puntas de los dedos, la yema del pulgar, la palma y el dorso de las manos de los médicos.

Hallaron que el estetoscopio y las puntas de los dedos tendían a estar más contaminadas que las demás partes de las manos de los médicos, tanto con bacterias en general como con SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina) específicamente. También hallaron que el nivel de contaminación del estetoscopio aumentaba con la contaminación de las manos.

“Aunque este estudio no demostró la transmisión cruzada entre pacientes, parece claro que los estetoscopios del personal y de los médicos constituyen una extensión de las puntas de sus dedos en términos del riesgo de transmisión cruzada de gérmenes”, advirtió Pittet.

“La higiene de las manos sigue siendo la principal medida para la prevención de las infecciones en el hospital, y el manejo adecuado del estetoscopio (limpiarlo inmediatamente tras su uso) debe formar parte de unas buenas prácticas de atención del paciente”, planteó Pittet.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 27 de febrero de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Los líderes de dos importantes sociedades médicas dijeron que los hallazgos del estudio no les sorprendieron, e instaron a los médicos a practicar una mejor higiene.

“La frecuencia del lavado de manos entre los médicos es alarmantemente baja”, lamentó el Dr. Charles Cutler, presidente del Consejo Rector del Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians). “Tenemos que lograr que sea del cien por ciento entre pacientes. Cualquier cifra por debajo de esa no es suficientemente buena”.

Las escuelas de medicina enfatizan que los estudiantes deben lavar su bata blanca y corbata con regularidad, y limpiar los estetoscopios entre pacientes, señaló el Dr. Daniel Spogen, catedrático de medicina familiar y comunitaria de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nevada y miembro de la junta de directores de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).

“Soy un médico en funciones, y hay cosas que llevamos de una habitación a otra entre los exámenes, y el estetoscopio es la principal”, dijo Spogen. “Les animamos a limpiar los estetoscopios entre pacientes, pero algunas días uno pasa muy rápido entre los pacientes, y a veces puede olvidarse”.

Cutler y Spogen dijeron que los pacientes deben sentirse libres de expresarse y pedir a los profesionales de la salud que limpien el estetoscopio antes de usarlo. No se preocupe de ofender a su médico, aconsejaron.

“Si fuera un paciente, desearía asegurarme de que suceda”, dijo Cutler. “Si el médico se ofende, mejor que vuelva a estudiar”.

31/8/17

El ruido del tráfico, tan perjudicial para la salud como la contaminación atmosférica

El ruido del tráfico, tan perjudicial para la salud como la contaminación atmosférica


Según un estudio basado en Barcelona, una mejor planificación urbana y del transporte evitaría un 13% de la carga total de enfermedad.

heraldo.es

El ruido procedente del tráfico provoca tanta enfermedad como la contaminación atmosférica y una mejor planificación urbana y del transporte evitaría un 13% de la carga total de enfermedad en Barcelona, según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

La investigación, publicada en la revista 'Environment International', se ha realizado a partir de una herramienta creada por ISGlobal, que ha estimado la carga de morbilidad y los costes económicos anuales que esto supone para la salud pública, comparando los niveles de exposición anuales de 1,36 millones de residentes de Barcelona de más de 20 años de edad.

Si se cumplieran las recomendaciones internacionales para el desarrollo de la actividad física, la exposición a la contaminación del aire, el ruido, el calor y el acceso a los espacios verdes, Barcelona podría evitar cada año casi 1.700 casos de enfermedades cardiovasculares, más de 1.300 casos de hipertensión, cerca de 850 casos de ictus y 740 casos de depresión, entre otros.

El ruido del tráfico contribuye con un 36% a la carga de enfermedad provocada por la planificación urbana y del transporte, un porcentaje superior incluso al atribuible a la contaminación del aire.

La ciudadanía de Barcelona está expuesta a una media diaria de 65,1 decibelios durante el día y de 57,6 durante la noche, cuando los niveles recomendados por la OMS es de 55 y 40, respectivamente.

La investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, Natalie Muller, ha asegurado que el ruido del tráfico es "un problema de primer orden" para la salud que causa molestias y alteraciones del sueño, y ha remarcado que la exposición al ruido durante la noche es particularmente dañina.

La contaminación del aire contribuye con un 19% a la carga de enfermedad provocada en la ciudad por la planificación urbana y del transporte, y los barceloneses están expuestos a una media anual de partículas finas superior a la recomendada por la OMS.

El estudio señala que el 70% de los barceloneses no llega al mínimo de actividad física recomendado por la OMS, que estipula 150 minutos de actividad física moderada o 75 de alta intensidad por semana; que en verano se superan las temperaturas adecuadas para la salud, y que un tercio de la población no vive cerca de espacios verdes.


Impacto de 20 millones

La investigación también estima que la carga de enfermedad provocada por una mala planificación urbana y del transporte tiene un impacto económico de más de 20 millones de euros en costes para el sistema de salud.

El coordinador del trabajo, Mark Nieuwenhuijsen, ha asegurado que Barcelona no cumple con las recomendaciones internacionales, y que "se acostumbra a decir que Barcelona es una ciudad ruidosa, pero no se relaciona con la salud", considerando que es necesario actuar de forma urgente.

Ha considerado que la carga de enfermedad de Barcelona se podría hacer descender "de manera drástica" con dos medidas: la reducción del tráfico motorizado a través de la promoción del transporte activo, y el incremento de los espacios verdes.

11/7/17

La meditación podría ayudar al cerebro a bloquear las distracciones [11-7-17]


La meditación podría ayudar al cerebro a bloquear las distracciones

Un estudio se enfoca en una onda cerebral conocida como ritmo alfa

Una investigación reciente sugiere que la meditación de práctica reflexiva y atenta (mindfulness) puede ayudar a aliviar el dolor y a mejorar la memoria al regular la onda cerebral conocida como ritmo alfa, que "reduce el volumen" de las distracciones.

En un pequeño estudio, los investigadores encontraron que los participantes que meditaban podían modular mejor las ondas cuando se les indicaba a dónde dirigir su atención luego de terminar un curso de ocho semanas, en comparación con un grupo control que no meditó.

"Se ha informado que la meditación de práctica reflexiva y atenta mejora numerosas capacidades mentales, entre ellas la recuperación rápida de los recuerdos", apuntó en un comunicado de prensa del Hospital General de Massachusetts la coautora del estudio Catherine Kerr, del Centro Martinos de Imágenes Biomédicas del General de Massachusetts y del Centro de Investigación Osher de la Facultad de medicina de la Harvard. "Nuestro descubrimiento de que los que meditan con la práctica reflexiva y atenta ajustaron la onda cerebral que filtra las distracciones más rápidamente podría explicar su capacidad superior de recordar e incorporar nuevos datos rápidamente".

El ritmo alfa tiene que ver con las células que procesan los sentidos como el tacto, la vista y el oído en la corteza del cerebro. Ayuda al cerebro a ignorar las distracciones, lo que ayuda a la persona a enfocarse cuando suceden muchas cosas al mismo tiempo, apuntaron los autores del estudio.

Los hallazgos "podrían explicar informes de que la meditación de práctica reflexiva y atenta reduce la percepción del dolor", añadió Kerr. "Una mejor capacidad para aumentar o reducir el ritmo alfa podría dar a los practicantes mayor capacidad para regular la sensación de dolor".

La nueva investigación podría también ayudar a explicar cómo la meditación podría afectar la función básica del cerebro, apuntó la coautora del estudio Stephanie Jones, del Centro Martinos.

"Dado lo que sabemos sobre cómo las ondas alfa surgen de las corrientes eléctricas en las células sensoriales corticales, estos datos sugieren que los que meditan con la práctica reflexiva y atenta pueden usar la mente para mejorar la regulación de las corrientes en células corticales específicas. Las implicaciones se extienden mucho más allá de la meditación y nos dan claves sobre posibles formas de ayudar a la gente a regular mejor un ritmo cerebral que no está regulado en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y otras afecciones", aseguró en el comunicado de prensa.

El estudio aparece en línea el 21 de abril como adelanto de la publicación en la revista Brain Research Bulletin.

8/7/17

Cómo evitar contagio de enfermedades invernales [8-7-17]

 
Cómo evitar contagio de enfermedades invernales

Estamos comenzando el clásico aumento de las enfermedades de invierno: resfrío común, faringitis, amigdalitis, otitis, sinusitis, laringitis, síndromes bronquiales obstructivos y las temidas neumonías, son algunos de los problemas más comunes de esta época del año.

Según el Ministerio de Salud, durante este periodo del año, en la atención primaria de emergencia, ya se registra un 43% de las consultas por complicaciones propias del invierno. Esto porque el invierno es propicio para que muchas infecciones respiratorias nos afecten, explica Claudio Muñoz, académico de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello y experto en emergencias.

El enfermero agrega que muchas de estas enfermedades son comunes, incluso, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un niño normalmente puede llegar a tener seis a siete resfríos en un año. Para evitar estos peak de las enfermedades invernales es vital la prevención, advierte Claudio Muñoz.

Para prevenir el contagio de estas enfermedades, Claudio Muñoz, detalla algunas medidas generales que nos sirven para casi todas las patologías mencionadas:

* Si usted estás enfermo, tosa o estornude tapándose la boca con pañuelos desechables y elimínelos inmediatamente. Si no tiene pañuelo hágalo con el antebrazo, nunca con las manos. Si ya tiene declara una enfermedad respiratoria, ocupe mascarilla desechable, así evitará contagiar a otras personas.

  • Lávese las manos periódicamente con agua y jabón con abundante espuma por un periodo de tiempo de más de 20 segundos. Si no puede lavarse, utilice alcohol gel, con la precaución que después de un par de uso se lavará las manos.
  • Evite el contacto con personas enfermas de resfrío, gripe u otras enfermedades respiratorias.
  • Si en su hogar hay un enfermo o necesariamente está en contacto con uno de ellos, lávese bien sus manos después del contacto con éste. Además, ventile muy bien las habitaciones diariamente.
  • Evite estar o concurrir a ambientes con humo de cigarrillo o de gran contaminación ambiental.
  • Si va a calefaccionar las habitaciones, utilice preferentemente estufas eléctricas o de gas.
  • Para el uso de estufas a parafina, se recomienda cambiar las mechas de cada invierno y cuando las esté utilizando encienda y apague siempre en el exterior.
  • Evite el exceso de humedad dentro del domicilio, para ello tape las filtraciones del techo, paredes, puertas y ventanas. Además, de evitar hervir teteras encima de las estufas.

1/7/17

Descubren por qué la luz nos mantiene despiertos



Descubren por qué la luz nos mantiene despiertos

La luz y la oscuridad afectan a nuestro ciclo de sueño pero, ¿cómo nos afecta exactamente?


muyinteresante.es

Ya sabemos que la luz y la oscuridad influyen en nuestro ritmo circadiano, pero de qué manera exactamente impacta en nuestro ciclo de sueño-vigilia, no está tan claro. Ahora, una nueva investigación parece haber encontrado parte de la respuesta.

¿Por qué nos despierta la luz?

Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de California en Pasadena (EE. UU.) se dispuso a examinar el efecto de la luz en el sueño. Teniendo en cuenta que anteriormente habían identificado los fotorreceptores en el ojo que se requieren para el efecto directo de la luz en la vigilia y el sueño, los expertos quisieron dar un paso más y ver cómo el cerebro utiliza esta información visual de cara al sueño.

Para ello, optaron por analizar al pez cebra, que posee un patrón de sueño/vigilia similar al de los seres humanos y cuyo cuerpo es transparente, permitiendo a los investigadores tomar imágenes de sus neuronas de forma no invasiva.

Varios ejemplares de pez cebra fueron modificados genéticamente para expresar cierta proteína, llamada Procineticina 2 (PROK2), en exceso. Esta sobreexpresión de la proteína provocó que los peces fueran más propensos a conciliar el sueño durante el día y a despertar por la noche, en comparación con los ejemplares de peces cebra no modificados.

Curiosamente, esto no parecía depender del ritmo circadiano regular del pez, sino que el efecto estaba influenciado exclusivamente por si las luces estaban encendidas o apagadas a su alrededor.

Los resultados de los experimentos indican que Prok2 puede inhibir el efecto de despertar que normalmente tiene la luz, así como el efecto inductor del sueño por parte de la oscuridad.

En este efecto de sueño provocado por la luz, los investigadores también descubrieron que los niveles altos de PROK2 también aumentaron los niveles de galanina, un neuropéptido encontrado en el hipotálamo anterior del cerebro (que desempeña un papel clave en la regulación del sueño).

¿Tendrá este mismo efecto en los seres humanos? Próximas investigaciones esperan responder a esta pregunta. Pero si fuese así, podríamos contar en el futuro con nuevos fármacos para controlar tanto el sueño como el despertar.

"Los resultados de nuestro estudio sugieren que los niveles de Prok2 juegan un papel crítico en establecer el equilibrio correcto entre el sueño y la vigilia durante el día y la noche. Aunque los animales diurnos como el pez cebra pasan la mayor parte de su tiempo dormidos por la noche y despiertos durante el día, también toman siestas durante el día y ocasionalmente se despiertan por la noche, similar a muchos humanos", aclara David Prober, líder del trabajo

14/6/17

La falta de sueño podría cuadruplicar el riesgo de resfriados, según un estudio [14-6-17]


La falta de sueño podría cuadruplicar el riesgo de resfriados, según un estudio

Menos de seis horas por noche se vinculan con una tasa más alta de enfermedad, advierten unos investigadores

Cuando uno está cansado por falta de sueño, de verdad es más propenso a contraer un resfriado, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores expusieron a 164 adultos a un virus del resfriado, y encontraron que las personas más descansadas eran más propensas a resistirse a la infección.

Los que dormían menos de seis horas por noche tenían más de cuatro veces más probabilidades de contraer un resfriado que los que dormían más de siete horas.

"El rol que el sueño tiene en el sistema inmunitario está bien establecido, aunque no se comprende del todo", dijo el autor líder del estudio, Aric Prather, profesor asistente de psiquiatría de la Universidad de California, en San Francisco.

El estudio no prueba que la falta de sueño en realidad provoque que se contraiga un resfriado. Pero amplía investigaciones anteriores que han vinculado unos malos hábitos de sueño con un sistema inmunitario debilitado, y potencialmente un riesgo más alto de contraer varias enfermedades crónicas.

Prather anotó que investigaciones con animales y pacientes han mostrado que "cuando una persona por lo demás sana es privada (temporalmente) del sueño durante toda una noche, observamos unos cambios bastante robustos en cosas como el tipo de células inmunitarias que circulan en la sangre y qué tipos de mensajeros químicos son liberados por las células que ayudan en la comunicación del sistema inmunitario".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han expresado inquietud por la "epidemia" de falta de sueño, anotaron los autores del estudio. También apuntan a una encuesta reciente de la National Sleep Foundation que indica que, en promedio, el 20 por ciento de los estadounidenses duermen menos de seis horas al día.

Los participantes del estudio eran residentes sanos de Pittsburgh de 18 a 55 años de edad. Todos participaron en un proceso de evaluación de la salud de dos meses de duración entre 2007 y 2011.

En la semana antes de su exposición al virus del resfriado, los investigadores monitorizaron los patrones de sueño usuales de los participantes. Después, los pusieron a todos en cuarentena en un hotel durante cinco días, y se les administraron gotas nasales que contenían un virus del resfriado.

El resultado: El riesgo de resfriado era 4.2 veces mayor en los que dormían menos de seis horas por noche, y 4.5 veces mayor en los que dormían cinco horas o menos por noche, al compararlos con los que dormían más de siete horas por noche.

Los hallazgos se sostuvieron incluso tras tomar en cuenta factores como la época del año, el estatus de peso y obesidad, los ingresos, los antecedentes educativos, los niveles de estrés declarados por los mismos participantes, el estatus de tabaquismo, las rutinas de ejercicio y los hábitos de consumo de alcohol, señalaron los investigadores.

Añadieron que sus hallazgos, publicados en la edición de septiembre de la revista Sleep, se basan en una ciencia firme, dado que siguieron los patrones de sueño existentes, en lugar de una privación artificial de sueño.

Mary Carskadon, profesora de psiquiatría y conducta humana de la Facultad de Medicina Alpert de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island, expresó poca sorpresa sobre los hallazgos.

"Es un estudio que confirma a otros estudios que han estado llevando nuestras ideas en esa dirección", dijo. "La falta de sueño se ha vinculado con un riesgo más alto de cáncer y otras afecciones más crónicas, y una falta de sueño constante se ha asociado con claridad a una mayor probabilidad de enfermedad".

Pero ningún estudio hasta la fecha "ha abordado el mecanismo subyacente", dijo Carskadon, que también investiga sobre el sueño en el Hospital E.P. Bradley en East Providence, Rhode Island.

"Entonces, aunque sabemos que un buen sueño es parte de un estilo de vida saludable, no sabemos si en realidad resulta protector", añadió. "En otras palabras, ¿es dormir más tiempo un factor protector o dormir poco simplemente expone vulnerabilidades? Es como el huevo y la gallina, y aún no podemos responderlo".

9/6/17

El yoga podría combatir los síntomas de la fibromialgia [9-6-17]


El yoga podría combatir los síntomas de la fibromialgia

Investigadores señalan que los participantes del estudio reportaron menos dolor, fatiga y ansiedad tras ocho semanas

El yoga que incluye estiramientos suaves y meditación podría ayudar a aliviar los síntomas de fibromialgia, encuentra un pequeño estudio.

25 mujeres diagnosticadas con fibromialgia, un síndrome de dolor crónico, se inscribieron en una clase de yoga de dos horas que se reunía una vez por semana, durante ocho semanas. Otro grupo de 28 mujeres diagnosticadas con la afección se asignó a una lista de espera, y se les pidió que continuaran con su rutina normal para gestionar la fibromialgia.

Tras ocho semanas, el grupo de yoga reportó mejoras en los aspectos tanto físicos como fisiológicos de la fibromialgia, lo que incluyó una reducción en el dolor, la fatiga, la sensibilidad y la ansiedad, así como un mejor sueño y estado de ánimo.

“Cuando comenzamos, las mujeres estaban un poco asustadas, pero una vez entraron en el ritmo lo encontraron muy útil”, aseguró el autor líder del estudio James Carson, psicólogo clínico y especialista en dolor de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland. “Volvieron tras la primera semana y reportaron menos dolor, un mejor sueño y un sentimiento de ánimo por primera vez en años. Ese tipo de cambio continuó acumulándose durante el transcurso del programa”.

Al final del estudio, alrededor del 4.5 por ciento del grupo de yoga reportó estar “muchísimo mejor”, 9.1 por ciento dijo que estaba “mucho mejor”, 77 por ciento estaba “un poco mejor”, y 4.5 por ciento no reportó ningún cambio. En comparación, nadie del grupo de control reportó estar “muchísimo mejor” ni “mucho mejor”, 19.2 por ciento reportó estar “un poco mejor”, y 38.5 por ciento no reportó ningún cambio.

Las puntuaciones promedio de dolor se redujeron de cinco a cuatro en una escala de diez, aunque no hubo mejora en la puntuación general de “dolor por sensibilidad”.

El estudio fue limitado por la pequeñez de la muestra, la ausencia de seguimiento y una dependencia excesiva en datos reportados por las mismas participantes, anotaron los investigadores.

El estudio, que fue publicado en Internet el 14 de octubre, aparece en la edición impresa de noviembre de la revista Pain.

No existe cura para la fibromialgia, que se caracteriza por sensibilidad en puntos múltiples, fatiga, insomnio, ansiedad, depresión, y problemas con la memoria y la concentración. Entre once y quince millones de estadounidenses sufren de la debilitante afección, y entre 80 y 90 por ciento son mujeres, según la información de respaldo del artículo.

La fibromialgia puede ser muy difícil de tratar, y muchos pacientes informan sobre poco alivio con los medicamentos, señaló el Dr. Bruce Solitar, profesor clínico asociado de medicina en la división de reumatología del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York.

Solitar afirmó que probablemente valga la pena probar con el yoga. Pero anotó que las pacientes del estudio estaban en una clase de yoga especialmente personalizada para sus necesidades, y que tal vez las clases en un local de yoga serían demasiado intensas.

Las sesiones de yoga evaluadas en el estudio incluían 40 minutos de estiramientos suaves y posturas, 25 minutos de meditación, diez minutos de técnicas de respiración, una lección de 20 minutos sobre cómo aplicar los principios del yoga a la vida diaria y a la gestión de la fibromialgia, y 25 minutos de discusión en grupo. También se exhortó a las participantes a practicar en casa con un DVD la mayoría de días.

Aunque no se sabe qué tanto del efecto positivo mostrado en el estudio es un efecto “placebo” de hacer algo que da una sensación de empoderamiento en lugar de algo especial del yoga y la meditación en sí, si las personas se sienten mejor tal vez eso no tenga importancia, comentó Solitar.

“Muchos pacientes reportan que no hay muchas cosas que les ayuden, así que cualquier cosa positiva es algo bueno”, aseguró Solitar.

En el estudio, las mujeres practicaron yoga de la conciencia, un tipo de yoga desarrollado por Carson, profesor de yoga y meditación, y su esposa y coautora del estudio Kimberly Carson. Carson fue el profesor de la clase. (Carson no reportó consideraciones financieras que causaran un conflicto de interés).

El yoga de la conciencia se basa en la escuela de yoga Kripalu, dijo Carson, que enfatiza las “dimensiones internas” del yoga, tales como la aceptación del dolor y estar dispuesto a aprender del dolor y las circunstancias estresantes, estar mentalmente “presente en el momento”, y aprender a distinguir entre eventos reales y la tendencia de la mente a convertir el dolor en una “catástrofe”, o sea a pensar que es el peor dolor posible cuando en realidad se puede manejar, explicó.

Investigaciones anteriores mostraron que el yoga de la conciencia mejoraba el dolor, la fatiga, el sueño y el estado de ánimo en mujeres que tenían cáncer de mama, dijo Carson.

No se sabe qué aspectos del yoga de la conciencia son los más beneficiosos, pero Carson cree que el ejercicio, la meditación y los aspectos sociales contribuyen.

“La combinación tiene un efecto sinérgico”, aseguró Carson. “Nuestra mente y nuestro cuerpo están muy conectados, pero con frecuencia no lo sabemos. Las técnicas como el yoga realmente refuerzan esa conexión, y hacen que tengamos mucho más conciencia del hecho de que nuestros pensamientos y sentimientos afectan a nuestro cuerpo, y que nuestro cuerpo afecta la manera en que pensamos y sentimos”.

Si sufre de fibromialgia y busca una clase de Yoga, Carson recomendó buscar una clase que se anuncie como “suave” y asegurarse de que el profesor sepa que usted tiene dificultades físicas para que modifique las posturas.

Dado que muchas clases de yoga no incorporan meditación, Carson también recomienda buscar una clase de meditación, que enseña ejercicios de respiración para reducir el estrés y manejar el dolor.

Un estudio publicado en agosto en la New England Journal of Medicine encontró que el tai chi podría también ayudar a aliviar a los pacientes de fibromialgia. Al igual que el yoga, el tai chi es un ejercicio de cuerpo y mente que enfatiza movimientos lentos y suaves para desarrollar fuerza y flexibilidad, así como respiración profunda y relajación, para que el qi o energía vital fluya por el cuerpo.

4/6/17

¿Tiene la esperanza un lado oscuro? [4-6-17]

 
¿Tiene la esperanza un lado oscuro?

Algunos consideran que el anhelo por curarse de una enfermedad crónica es contraproducente


Imagínese que sufre de una enfermedad crónica que le plantea un desafío todos los días. Sufre de dolores, moverse le es difícil, y a veces padece sorprendentes bajones de energía. Toma montones de pastillas para obtener alivio y se somete a incontables procedimientos médicos para impedir que la enfermedad avance.

La enfermedad podría ser física, como diabetes, síndrome de fatiga crónica o artritis. Podría ser emocional o psicológica, como ansiedad o depresión.

De cualquier forma, ¿podría ser su vida mejor si dejara de tener la esperanza de curar su afección y simplemente aceptara las cosas tal cual son?

“A veces, saber que la adversidad a la que se enfrenta es permanente hace que encararla sea más fácil”, aseguró el Dr. Peter A. Ubel, profesor de medicina y psicología de la Universidad de Michigan, y director del Centro de ciencias conductuales y de la decisión en medicina de la universidad.

Ubel fue coautor de un estudio que encontró que la gente que se había sometido a una colostomía (una cirugía que crea una apertura en el abdomen para que las heces salgan del cuerpo) pero podían revertir el procedimiento en el futuro no experimentaron una mejora en la satisfacción vital con el tiempo. Pero las personas que se sometieron a colostomías irreversibles refirieron una mejora en la satisfacción con su calidad de vida.

Sin embargo, esta no es una conclusión que se pueda adoptar universalmente. La Dra. Ann Berger, jefa de atención del dolor y paliativa del Centro Clínico de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. de Bethesda, Maryland, señaló que considera que el hallazgo del estudio sobre la colostomía apenas toca la superficie de lo que un paciente necesita vivir para experimentar sanación de una enfermedad crónica.

“La aceptación es apenas una parte muy pequeña para, al final, desarrollar una sensación de totalidad en la curación de una enfermedad crónica”, aseguró Berger.

En el estudio participaron 71 pacientes de colostomía, lo que incluía a 30 personas con procedimientos permanentes y 41 con procedimientos reversibles. A todas se les preguntó sobre su calidad de vida una semana después del alta hospitalaria, y de nuevo al mes y a los seis meses.

Aunque ambos grupos de personas tenían la misma discapacidad, las que sabían que su afección era permanente se adaptaron mejor a la situación con el tiempo, encontró Ubel.

Considera que es probable que un par de factores tengan algo que ver con esto. En primer lugar, las personas que tienen la esperanza de una cura que nunca llega podrían frustrarse con el tiempo cuando su situación no mejora.

“La felicidad no solo se trata de las circunstancias, sino también de cómo las circunstancias se comparan con las experiencias”, planteó Ubel. “Si alguien continúa teniendo esperanzas de que las cosas mejorarán, se sentirá más frustrado”.

Ubel también explicó que las personas que se aferran a sus esperanzas experimentan mucho “Weltschmerz”, una expresión alemana que se refiere al dolor que la gente siente al comparar la vida real con lo que la vida debería ser.

“Si espero algo mejor, continuamente comparo mi suerte actual con lo que debería ser, y el contraste duele”, aseguró Ubel. “Las personas que sufren de una afección temporal se plantean por qué tienen que vivir con ella. Desean mejorar. Las personas que sufren de una afección permanente piensan que las cosas no son perfectas, pero es lo que les ha tocado”.

Por otro lado, Berger piensa que la gente debe tomarse los hallazgos de los pacientes de colostomía “con un grano de sal”, en parte porque los resultados provienen de un pequeño grupo de participantes en el estudio.

Pero además, toda una variedad de factores vitales pueden afectar la forma en que las personas afrontan la enfermedad crónica, entre ellos su estado psicológico antes de la enfermedad, sus redes sociales y sistemas de respaldo, y su sentido de la espiritualidad, señaló Berger. Ninguno de estos factores se consideró en el estudio.

“Mucho de esto tiene que ver con el sentido de las personas de que tienen un lugar en el mundo. De que están seguras y alguien les cuida. De tener planes y expectativas para la vida. De tener control sobre las circunstancia vitales. De lograr algún tipo de paz interna firme”, planteó. “Hay cosas que suceden en la psique que ayudan en el proceso de sanación”.

Si las personas cuentan con respaldo y un sentido de la espiritualidad, tal vez no se curen, pero sí se sanen, afirmó. “Hay que considerar la curación versus la sanación”, dijo Berger. “La curación es curarse de una enfermedad. La sanación es un sentimiento de totalidad de un individuo”.

Y la idea de “renunciar a la esperanza” es fallida, subrayó.

“No creo que necesariamente se renuncie a la esperanza”, dijo Berger. “Cuando uno está crónicamente enfermo, podría tener esperanzas de otras cosas. La esperanza simplemente cambia, de forma que en lugar de esperar una curación, se espera poder ir a la boda de alguien, o ver el atardecer mañana. La esperanza no es para una curación, sino otras cosas. No se trata de perder la esperanza. Es algo muy distinto, y así se puede sentir la sanación”.